Rubén Rosales, jugador sub-11 de bádminton

«Mi objetivo es ser campeón olímpico de bádminton cuando sea profesional»

Rosales posa durante una de sus jornadas de entrenamiento./DANIEL ANDANA
Rosales posa durante una de sus jornadas de entrenamiento. / DANIEL ANDANA

El joven jugador de bádminton vive en Las Gabias, pero acude todas las semanas a entrenar al Club Deportivo Bádminton Armilla, la mejor forma de continuar con su desarrollo

Daniel Andana
DANIEL ANDANAARMILLA

Rubén Rosales (2008) tiene estrella. Solo hay que ver su actitud durante el entrenamiento para saber que este chico puede conseguir lo que se proponga en el mundo del deporte. El joven jugador de bádminton vive en Las Gabias, pero acude todas las semanas a entrenar al Club Deportivo Bádminton Armilla, la mejor forma de continuar con su desarrollo. Su entrenadora, Elisa Morante, se deshace en elogios cuando el joven jugador no está cerca. Si entrena bien, puede salir de él un jugador de la talla de Carolina Marín, comenta Elisa en privado, que está valorando ponerlo a jugar con chicos más mayores para que no pierda la motivación en los torneos.

Rubén se lo toma con tranquilidad, pero con ansias de competición. Aún tiene muchos años de entrenamiento por delante para llegar a la edad profesional y poder comerse el mundo. Quiere darlo todo en la pista en cada partido y sus respuestas son una buena prueba de ello.

–¿Cómo empiezas a jugar al bádminton?

–Estaba viendo los Juegos Olímpicos de 2016 y vi que ganó Carolina Marín. Entonces me di cuenta de que me gustaba este deporte y que quería probar, así que me apunté a dar clases.

–¿Cuándo empezaste las clases?

–En septiembre de 2016, después de la Olimpiada.

–¿A cuántos torneos te has podido presentar en estos dos años?

–Pues de Andalucía a unos cuantos y en Granada a muchos. El más reciente fue el TTR sub-11 de Andalucía en los Ogíjares, que gané. Los rivales eran fuertecillos, sobretodo en la final.

–¿Sueles estar entre los primeros cuando juegas?

–Sí.

–¿Cuál es tu tipo de juego?

–Soy agresivo, me gusta mucho atacar y rematar en la red.

–¿Eres competitivo?

–Mucho. Cuando me enfado, no hay quien me pare. Me gusta ganar siempre. Me enfado hasta en los entrenamientos.

–¿Cómo es el entrenamiento para ti?

–Yo en el entrenamiento lo doy todo para después en la pista también poder darlo todo. Yo cuando juego partidos en los entrenamientos me enfado siempre cuando pierdo.

–¿Cómo son tus entrenadores?

–Son muy buenos, me cuidan muy bien. Aprendo mucho con ellos.

–¿Te apoya tu familia?

–Me apoya muchísimo. Me animan con muchas ganas. Siempre me dicen que hacia delante, que lo puedo conseguir y así vamos tirando.

–¿En tu familia sois deportistas?

–Sí, somos deportistas. Mi hermano y mi padre. Mi padre jugaba desde pequeño a balonmano. Mi hermano juega al balonmano y al bádminton.

–¿Quieres dedicarte al bádminton como profesional?

–Sí. Mi objetivo es ser campeón olímpico.

–¿Y después que harás?

–Seguir hacia delante y seguir jugando todo el tiempo que pueda.

–¿A quién te gusta ver jugar?

–A Carolina Marín, mucho. Es muy competitiva, me gusta su plan de juego y como grita con agresividad cuando compite.

–¿Qué dicen tus amigos de ti cuando juegas al bádminton?

–Que soy una máquina. Que todo por lo que lucho lo consigo. Todo lo que me propongo lo puedo conseguir.

–¿Qué deportes has practicado?

–Natación, pádel, bádminton, balonmano, kárate y hasta danza y flamenco.

 

Fotos

Vídeos