Un vecino de Armilla descubre gracias a la televisión que le han suplantado la identidad

El hombre se enteró por una investigación periodística que estaban vendiendo un pasaporte idéntico al suyo y ahora ha denunciado los hechos

ÁLVARO LÓPEZ

De repente un día llaman por teléfono y al otro lado hay una periodista que te pregunta si sabes que tu pasaporte se está vendiendo por internet. En un primer momento sientes incredulidad y después quieres saber más. Eso es justo lo que le ha pasado a Juan Antonio, un vecino de Armilla que ha sido víctima de suplantación de identidad.

Los hechos se remontan al pasado mes de agosto. El día 27, Juan Antonio recibe la llamada de un equipo de periodistas de Televisión Española. Son ellos quienes le comentan que, en el transcurso de una investigación, han encontrado una página web que se dedica a falsificar documentos de identidad y que uno de ellos es el suyo. «No podía creérmelo porque yo no había usado mi pasaporte nunca», explica a IDEAL.

Al parecer, su pasaporte se vendía en el foro de una web dedicada a la trilogía de libros «La historia de Kvothe» sin aparente relación con lo que el documento de este vecino granadino. Pero lo cierto es que el propio Juan Antonio cuenta que entró en dicha página y pudo comprobar que, efectivamente, su pasaporte se estaba vendiendo con sus datos personales.

«Es imposible distinguir el pasaporte falso del original, son exactamente iguales hasta en los números que aparecen en los bordes»

Juan Antonio

«Es imposible distinguir el pasaporte falso del original, son exactamente iguales hasta en los números que aparecen en los bordes», asegura Juan Antonio. Tras el shock inicial, este vecino de Armilla que trabaja en el servicio municipal de limpieza, consultó ante la Guardia Civil sobre lo que estaba pasando y fue entonces cuando la benemérita le recomendó consultar la situación ante la Policía Nacional.

Decidió personarse en la Jefatura policial de la Zona Norte de Granada capital acompañado del equipo de periodistas que le habían contactado y que habían llegado desde Madrid expresamente para seguir su caso. Allí relató lo que le estaba pasando y sintió «que no le daban importancia, no me hacían mucho caso». Algo que le llamó la atención teniendo en cuenta que su pasaporte real lo había obtenido allí mismo.

Juan Antonio obtuvo su pasaporte en 2014. «Tenía pensado hacer un viaje que al final no se hizo y no volví a usar el pasaporte, de hecho, lo guardé en un armario», asegura. Por eso, comprende menos que «la Policía no se tomara en serio mi caso cuando además fue en esa jefatura donde me lo saqué».

Este vecino de Armilla considera que «mi pasaporte solo lo han podido dar en una institución pública, porque nunca ha salido de mi casa». Ante el temor de que alguien pueda estar utilizándolo decidió presentar una denuncia ante la propia Policía Nacional al día siguiente de consultar por su caso. El escrito, al que ha tenido acceso IDEAL, detalla minuciosamente cómo supo de la suplantación de identidad.

«No he vuelto a saber nada del pasaporte falso ni de la Policía»

«No he vuelto a saber nada del pasaporte falso ni de la Policía», asegura Juan Antonio. Sí confiesa que «puse la denuncia para que no pudieran usarlo, porque entiendo que, si los datos están denunciados, nadie podrá utilizarlo en mi nombre». De igual modo sostiene que le parece «muy gordo lo que me ha pasado y sé que ha habido más personas en mi situación».

Sobre quienes están utilizando su identidad no tiene duda de que «no son españoles, porque contestan a los correos electrónicos escribiendo mal». Juan Antonio pretende olvidar lo que le ha pasado, aunque teme que «es posible que, a pesar de mi denuncia, alguien pueda estar utilizando el pasaporte en mi lugar». No obstante, está vigente hasta el año 2024.