La Policía Local de Armilla contará con un desfibrilador en uno de sus coches patrulla

La alcaldesa del municipio estuvo presente en la entrega del aparato a la Policía Local./AYTO. ARMILLA
La alcaldesa del municipio estuvo presente en la entrega del aparato a la Policía Local. / AYTO. ARMILLA

Los miembros de la policía local y aquellos trabajadores que realizan su labor en los centros en los que existe este aparato han recibido formación homologada para su utilización.

V. S.ARMILLA

El Ayuntamiento de Armilla ha incorporado a uno de los coches patrulla de la Policía Local un desfibrilador que permite a los agentes atender en primera instancia ante cualquier emergencia que pueda precisar del uso de estos aparatos. En total, el Ayuntamiento dispone de cinco desfibriladores. Esto se encuentran en la Piscina Municipal, en el Polideportivo Rafael Machado Villar, en Protección Civil, en el campo de fútbol y, desde hace unos días, en uno de los coches patrulla de la Policía Local.

La alcaldesa de Armilla, Loli Cañavate, ha afirmado que «el hecho de disponer en el coche patrulla de la Policía Local de un desfibrilador permitirá que cualquier persona que sufra un infarto pueda ser atendida en apenas unos minutos». Previamente, para su correcta utilización en caso de emergencia, los agentes del municipio realizaron cursos de formación. Distintos miembros del personal de todas las instalaciones en las que existe un desfibrilador y otros tantos voluntarios han podido recibir cursos de formación homologados en las últimas fechas, garantizando que haya siempre gente formada en estos espacios.

«Sin un desfibrilador, el porcentaje de supervivencia disminuye considerablemente en un caso de parada cardiorrespiratoria. De esa forma esperamos ser un municipio más cardioprotegido y en caso de emergencia cardiaca poder actuar», ha señalado la alcaldesa. «Casi siempre son los miembros de la policía los primeros en llegar en caso de emergencia y su actuación puede salvar muchas vidas mientras llegan los servicios sanitarios», ha explicado Cañavate.

Fuentes del Consistorio han señalado que «Armilla es una ciudad cardioprotegida, para que si una persona sufre una parada cardiorrespiratoria, puede ser atendida a la mayor brevedad por el personal formado, hasta la llegada de los Servicios de Emergencias. Cuando una persona sufre un paro cardíaco, su supervivencia depende de que en los primeros minutos se le apliquen las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica y la desfibrilación automática, ganando tiempo hasta la llegada del personal de emergencias».