El alcalde de Armilla defiende que anuló contratos irregulares al comprobar su tramitación irregular

  • El alcalde de Armilla (Granada), Antonio Ayllón (PP), ha respondido al PSOE de la localidad que la anulación de los contratos de los responsables del área de Cultura y de Servicios Sociales y Mayores se produjo cinco días antes de la publicación de las declaraciones de los socialistas el pasado 10 de octubre en las que se acusaban al Ayuntamiento de mantener la contratación de la jefa de Servicios Sociales.

Como se comunicó a través de una nota del Ayuntamiento el mismo día 10 de octubre, "entonces y ahora" sigue sin haber ninguna persona contratada a tales efectos en el consistorio. Ayllón ha afirmado que "en el momento" que recibió el informe del departamento municipal de Personal en el que se advertía de la irregularidad de las contrataciones "se anularon dichas vinculaciones laborales con este Consistorio".

"El 5 de octubre rescindí a través de un decreto estas contrataciones y actué conforme a la legislación ante un error administrativo, anulando sendos contratos y dejando vacante las plazas de jefatura de las áreas de Cultura y de Servicios Sociales y Mayores". Igualmente, Ayllón manifiesta que "dichas rescisiones se produjeron cinco días antes de que el PSOE emitiera una nota a los medios de comunicación manteniendo que seguía contratada la jefa de Servicios Sociales y Mayores". También el mismo día 5 fueron dadas de baja en la Seguridad Social ambas contrataciones.

"El PSOE vuelve a engañar a la opinión pública cuando nos acusa de mentir en una nueva nota de prensa --alude Aylló- - ya que el 10 de octubre (fecha de la primera nota del PSOE) no había nadie contratado en la jefatura de Servicios Sociales y Mayores, tal y como sigue ocurriendo ahora continuando la plaza vacante".

"Se actuó como debía hacerse ante un error administrativo y anulando un procedimiento que no reunía las premisas necesarias que establece la legislación y, por eso, en cuanto tuve constancia del informe de Personal que advertía de ello, procedí a la anulación de los contratos", ha declarado el alcalde de Armilla.

Para Antonio Ayllón, "la actitud del PSOE es lamentable queriendo convertirse en el adalid de la legalidad y el buen hacer administrativo cuando ha dejado un reguero de irregularidades en el Ayuntamiento de Armilla tras años de su gobierno, especialmente en los años que Gerardo Sánchez fue alcalde". "Ahora este señor aparece con el aura del buen hacer en la gestión municipal; lástima que no la hubiera tenido cuando era alcalde y dejó 34 millones de deuda municipal además de cometer presuntas irregularidades por las que está imputado en el caso de los saneamientos del PTS y denunciado por la adjudicación de las obras de una rotonda".

Tampoco considera Ayllón que Sánchez "sea el más adecuado cargo público para hablar de las contrataciones supuestamente relacionadas con familiares en administraciones públicas, ya que el Ayuntamiento de Armilla bajo los sucesivos gobiernos socialistas se convirtió en agencia de colocación de personas con vinculaciones al PSOE".

En este sentido, Ayllón remarca que "desde el equipo de gobierno que preside se ha adoptado siempre una política de legalidad, honestidad y transparencia, en contra de lo que sucedía en el Ayuntamiento de Armilla cuando Sánchez era alcalde del municipio". "La anulación de los citados contratos demuestra nuestra correcta forma de actuar", señala finalmente el alcalde.