El Ayuntamiento de Armilla estudia reclamar a Armisad casi 91.000 euros

  • Los servicios técnicos del Ayuntamiento de Armilla (Granada) han iniciado una investigación por el posible cobro irregular de 90.977 euros a cargo del impuesto de IVA por parte de la cooperativa Armisad, encargada del servicio de atención a personas dependientes del municipio.

El consistorio armillero ha detectado, a través del área de Intervención municipal, que desde 2008 podría haberse estado pagando indebidamente a Armisad por parte del propio Ayuntamiento facturas infladas con IVA. De confirmarse este hecho, la cooperativa estaría incurriendo en un presunto fraude puesto que este tipo de empresas de interés social están exentas del citado impuesto por ley, ha informado el Consistorio en una nota.

El proceso por el cual Armisad pasaba al Ayuntamiento el tributo del IVA presuntamente se camuflaba "en el sobrecoste de las horas por servicio prestado por la cooperativa". En concreto, según el pliego de condiciones por la concesión del servicio de ayuda a personas dependientes y el contrato firmado entre el Consistorio y la cooperativa, cada hora de servicio prestada por Armisad tiene un coste estipulado de 12,50 euros.

Sin embargo, las facturas pasadas al Ayuntamiento por cada hora ascendían a 13 euros, siendo la diferencia (0,50 euros) aplicada en concepto del IVA, que legalmente la cooperativa no puede facturar, según el Ayuntamiento. Para el alcalde de Armilla, Antonio Ayllón (PP), de comprobarse la supuesta ilegalidad en los pagos realizados a Armisad por el Consistorio, se evidenciaría que "ha habido una complicidad manifiesta entre el anterior gobierno municipal --del PSOE-- y la cooperativa permitiéndose realizar presuntamente cobros ilegales".

"Armilla vuelve a ser objeto de sospecha nuevamente por la mala gestión del anterior equipo de gobierno presidido por Gerardo Sánchez", asegura Ayllón, que insiste en llegar "hasta las últimas consecuencias en la investigación de este supuesto fraude a las arcas municipales", ha indicado Ayllón, para quien la principal preocupación en este asunto es que los vecinos del municipio "puedan seguir recibiendo un servicio fundamental como es el de ayuda a personas con dependencia, y que podría haber sido utilizado para encubrir un cobro ilegal de dinero público por parte de Armisad".

"Esto dejaría claro que la forma de gestionar la cooperativa, en connivencia con el anterior gobierno municipal, ha perjudicado a las trabajadoras de la empresa y que llevan dos meses sin cobrar", manifiesta Ayllón, que no descarta que las recientes movilizaciones de las trabajadoras de Armisad, así como los paros previstos en su actividad laboral, "puedan tener la intencionalidad de una huelga política auspiciada por sectores vinculados al anterior gobierno socialista del municipio".

De confirmarse este extremo, el alcalde asegura que "estaríamos ante una falta de respeto hacia los usuarios del servicio de dependencia a costa de una protesta politizada y que pretenda encubrir la presunta mala gestión de la cooperativa y de los anteriores responsables políticos del Ayuntamiento"