Los diez años en el juzgado del Centro Comercial Nevada

Acto de primera piedra en 2002
Acto de primera piedra en 2002 / IDEAL
  • Desde que se pusiera la primera piedra en 2002 hasta la decisión del TSJA de indemnizar al promotor han pasado quince años, diez de ellos en los juzgados

Septiembre 2002

Se coloca la primera piedra del Centro Comercial Nevada. Habría que esperar aún para que la obra cogiera volumen.

Septiembre 2002

La junta de gobierno de Armilla concede a Tomás Olivo la licencia.

Abril 2006

Obras Públicas pide la revisión de oficio de la licencia.

Agosto 2006

La Junta presenta un contencioso para forzar la revisión de la licencia.

Octubre 2006

La jueza accede a la petición de la Junta y paraliza cautelarmente las obras cuando el Nevada estaba a pocos meses de su finalización. Es el contencioso administrativo. Pero aún quedaría otra pata judicial.

Enero 2007

La fiscalía presenta una denuncia en el juzgado por los supuestos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio. Empieza una larga instrucción que llevará el juez Miguel Ángel del Arco, aunque tendrá que intervenir en varias ocasiones la Audiencia Provincial para resolver los recursos de las partes. En abril, este juez ordena su paralización total. Hasta entonces sólo se estaban efectuando actuaciones de seguridad para preservar la estructura.

Abril 2009

El Juzgado de lo Contencioso número 1 resuelve la reclamación que interpuso la Junta y obliga a revisar la licencia. Las partes recurren el fallo.

Julio 2010

Se conoce la sentencia del ‘caso Nevada’ por la vía penal. De los once imputados, ocho salen absueltos. Tomás Olivo es condenando a siete meses de prisión, 7.800 euros de multa y otros siete de inhabilitación. Además, la promotora deberá demoler a su costa la parte del centro comercial que se ha probado que invade las zonas verdes. Se descarta la demolición total. El exalcalde José Antonio Morales Cara y el exconcejal de Urbanismo Gabriel Cañavate son condenados a siete meses de prisión e inhabilitación para cargo público durante siete años. Se acaba la vía penal, pero aún queda vivo el contencioso.

Julio 2011

La Audiencia Provincial emite el último veredicto tras revisar el caso. Además de los algo más de 1.400 metros cuadrados de suelo ocupados ilegalmente a eliminar a los que se condenó a la promotora anteriormente, se unen otros 1.000 por el mismo motivo, pero se evita la demolición total del edificio. Tras la revisión, también se ven incrementadas las penas tanto de prisión como de inhabilitación de los tres condenados por el Juzgado de lo Penal 3.

Agosto 2013

La promotora derriba la parte ilegal del Nevada. A los 1.457 metros cuadrados que obligaba la sentencia –de los 274.942 del centro comercial–, el promotor suma voluntariamente otros 1.132.

Abril 2014

El TSJA resuelve el recurso y, en contra de la primera sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 1, avala la licencia del Nevada. El centro comercial ya tiene vía libre para abrir. Se retoman las obras.

Mayo 2015

Tomás Olivo presenta, en el mismo Juzgado de lo Contencioso número 1, un «incidente en reclamación de indemnización por daños» por los ocho años que estuvo la obra paralizada. Pide hasta 260 millones de euros por varios conceptos.

Julio 2016

El Juzgado accede parcialmente a la reclamación. La Junta tendrá que pagar 157 millones a Tomás Olivo, aunque el auto aún es recurrible en apelación ante el TSJA.

Mayo 2017

El TSJA celebra la vista de apelación por los recursos contra la decisión del juzgado. Olivo pide que se aumente la indemnización y la Junta que se deje sin efecto.

Mayo 2017

El TSJA estima parcialmente los dos recursos. Eleva la indemnización a Tomás Olivo a 165,6 millones de euros.