Pepe Morenilla: "Me gustaría que mis vecinos conocieran mi trabajo fotográfico"

  • El veterano cronista y fotógrafo armillero está inventariando su archivo integrado por más de 80.000 fotos en todos los formatos

Pepe Morenilla o José Rodríguez Cantos, como se llama en realidad, es una auténtica institución en su pueblo y en los municipios de los alrededores. Lleva desde que era un niño fotografiando todo lo que se le pone por delante, aunque confiesa que los paisajes y sus vecinos son su debilidad. Con más de 80.000 fotos en todos los formatos, 7.000 en blanco y negro, más de 1.200 CD y 1.170 carretes en negativo, el cronista y fotógrafo armillero está actualmente realizando inventario.

Pepe Morenilla: "Me gustaría que mis vecinos conocieran mi trabajo fotográfico"

Empezó sobre 1957 del siglo pasado con la máquina de su hermana. Una Werlisa con la que tiraba de carrete en la medida en la que le era posible «porque revelar las fotos era entonces un lujo», reconoce. Un hobby que ha alternado con su profesión y que ha realizado de forma gratuita. Aún acuden a su casa sus vecinos para pedirle alguna copia de esta o aquella foto.

Morenilla posee un archivo fotográfico, que admite le gustaría que pudiesen conocer sus vecinos. Su idea es cedércelo a sus hijos, pero que Armilla lo conozca y lo disfrute. Su pasión por la fotografía y por realizar crónicas le ha llevado a fotografiar lugares y espacios del pueblo, de sus gentes, fiestas y costumbres.

No faltan imágenes de deportes, en concreto de su Arenas de Armilla, el Club de Fútbol de su alma, ni tampoco de los distintos actos sociales a donde lo han invitado. Ha recopilado también imágenes del pueblo de otros fotógrafos particulares. Así como de los distintos pueblos de la provincia de Granada y de otras ciudades españolas, además de algunas capitales de provincia y de paisajes, monumentos y calles de algunas comunidades autónomas.

Catalogados por pueblos, con sus ayuntamientos, señales informativas, las iglesias y los vecinos, tiene un montón de álbumes en las repisas de su biblioteca. Ante la magnitud de su archivo, reconoce que le gustan las fotos como otros coleccionan mecheros, botellitas pequeñas o paquetillos de tabaco. Pero en sus repisas se puede encontrar también una colección de cámaras fotográficas, las que ha ido utilizando alrededor de sus dilatada experiencia como recolector de imágenes.

Pepe Morenilla: "Me gustaría que mis vecinos conocieran mi trabajo fotográfico"

Confiesa que también ha captado los monumentos, a sus vecinos -tiene unos cuantos álbumes dedicados a las gentes de Armilla- y la vida cotidiana en el siglo pasado. Uno de sus orgullos es la historia fotográfica que posee del Arenas de Armilla, «el equipo al que le he dedicado más tiempo. Confiesa que le tiene un cariño inmenso a sus imágenes, que son importantes para él. Una de sus preferidas son las fotografías de la calle Chorrillo de su pueblo, la que hoy se llama San Miguel. «Es una de las que más me gusta», explica, «así como otra que tengo de una terraza de un bar de un grupo muy característico de personajes de la localidad».

Exposiciones

Ha realizado diez exposiciones, siempre de fotos antiguas de su pueblo. De la fundación del Arenas de Armilla, de colegios, de grandes grupos, de los quintos, excursiones, la Armilla de ayer y hoy... Muestras que ha expuesto en la Casa de la Cultura, en el Hogar del Pensionista o en el Teatro. Reconoce que sus vecinos y amigos le piden copias en las que aparecen sus familiares, «a los que nunca ha dicho que no». Insiste en que su archivo «está a disposición de los armilleros» y que le gustaría darlo a conocer a los jóvenes. Aunque ya no hace tantas fotos, procura tener la cámara cargada de batería por si lo llaman para algún acto. De hecho, las últimas que hizo fueron la de la salida de los Campanilleros de la Aurora.

Temas