El juez del caso Nevada aprueba un cambio en los terrenos que Olivo debe ceder a Armilla

Una parte de la construcción invadió el Camino Viejo de Alhendín y se estableció que el empresario compensara al municipio. /PEPE MARÍN
Una parte de la construcción invadió el Camino Viejo de Alhendín y se estableció que el empresario compensara al municipio. / PEPE MARÍN

Cuando la Audiencia revisó el caso en 2011 amplió en 1.000 metros la superficie a demoler, pero aceptó que en vez de tirarlos el promotor entregase suelo adyacente

Y. HUERTASGranada

En el caso Nevada aún quedaba un fleco judicial que cortar en la vía penal. Cuando la Audiencia de Granada endureció en 2011 las penas para los condenados por invadir zonas verdes con la construcción del edificio, también amplió los metros a demoler. El juez de lo Penal 3, Antonio Aguilera, había ordenado tirar solo 1.446 metros cuadrados de una esquina del centro comercial, pero el tribunal provincial consideró que también había invadido parte del Camino Viejo de Alhendín y condenó a derruir mil metros más. No obstante, permitió que en lugar de que echarlos abajo, el promotor Tomás Olivo los compensara cediendo a Armilla una parcela en las inmediaciones. Pues bien, el juez ha dado ahora el visto bueno a los terrenos que finalmente se van a entregar.

Según precisaron a IDEAL fuentes del Ayuntamiento de Armilla, se trata de «terrenos que hay a ambos lados del aparcamiento de la puerta principal», que pasarán a ser del Consistorio armillero en cumplimiento de la sentencia del caso Nevada. Este periódico ha tenido acceso a un auto que recoge esta operación que pone punto y final a uno de los casos urbanísticos que más ríos de tinta han hecho correr. La resolución en cuestión fue dictada hace unos meses -está fechada el 24 de julio de 2018- por el Juzgado de lo Penal 3 en el marco de la «ejecutoria penal» de esa sentencia -las sentencias se dictan y una vez firmes hay que ejecutarlas-. En el documento, el juez acuerda aprobar la propuesta realizada por General de Galerías Comerciales, que es la promotora del Centro Comercial Nevada, para modificar el acuerdo que se cerró en su día cuando la Audiencia determinó que los mil metros invadidos debían ser compensados.

Acuerdo inicial

El acuerdo inicial, que quedó plasmado en una comparecencia celebrada el 20 de julio de 2012 en el juzgado que dirige el magistrado Antonio Aguilera, establecía que los terrenos que Olivo iba a dar a Armilla estaban en una Unidad de Ejecución determinada (U-9). Sin embargo, Olivo ha propuesto un cambio de terrenos y, según han detallado las fuentes municipales consultadas, ha ofrecido los suelos antes indicados, situados a ambos lados del edificio.

Nadie, según las fuentes, ha puesto objeción alguna. Es más el auto revela que la propuesta de Olivo ha sido informada favorablemente por el letrado del Ayuntamiento y por el fiscal, de modo que «solo implica un nuevo cambio de ubicación o emplazamiento de los mil metros cuadrados que ha de ceder a favor del Ayuntamiento de Armilla».

El magistrado resalta que el terreno que se cede es «también terreno adyacente al centro comercial» y, por tanto, «se cumple la condición establecida para la compensación en la sentencia de la Audiencia Provincial de Granada».

Así, el juzgado ha autorizado «en ese único sentido» modificar el acuerdo alcanzado hace ya seis años. Desde entonces, el Nevada ha abierto sus puertas -la inauguración fue en noviembre de 2016-, se ha anulado la condena -únicamente- para los cuatro exediles que votaron a favor de la concesión de la licencia, y la justicia ha determinado que la Junta de Andalucía debe indemnizar a Tomás Olivo con más de 165 millones de euros por la paralización de las obras del mastodóntico centro comercial levantado en el pago de la Cerraca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos