Dos empleados de Fermasa, heridos graves tras caer desde un elevador a cinco metros

Uno de los jinetes participantes en los concursos de Concab 2017./IDEAL
Uno de los jinetes participantes en los concursos de Concab 2017. / IDEAL

Ambos tuvieron que ser ingresados en la UCI al presentar fuertes traumatismos en tórax, muñecas, codos y mandíbula

JORGE PASTORGranada

Ocurrió el pasado miércoles. A las seis de la tarde. Dos trabajadores de la Feria de Muestras de Armilla (Fermasa), J.R.P., de 34 años, y S.G.C., de 64, estaban subidos a una máquina elevadora para colocar unas pancartas en el interior del pabellón segundo para la decimoséptima edición de la Feria del Caballo de Granada, Concab, cuya inauguración estaba prevista para unas horas después. Para el jueves por las mañana. Por razones que están siendo investigadas, los dos empleados de Fermasa, ambos contratados de forma eventual, se precipitaron desde una altura de más de cinco metros tras descompensarse la plataforma, propiedad de Fermasa. Una fortísima caída que les provocó heridas de tanta gravedad que, tras ser atendidos por los servicios médicos, tuvieron que ser ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital del Parque Tecnológico de la Salud.

El mayor de ellos, S.G.C., fue traslado luego hasta Traumatología con varias costillas quebradas. Le operaron el jueves. Su compañero, J.R.P., que presentaba rotura de muñecas, codos y mandíbula, fue intervenido quirúrgicamente el viernes. El primero no salió de la UCI hasta el lunes, mientras que el segundo fue trasladado el jueves a planta. Según la concejala de Fermasa en el Ayuntamiento de Armilla, María Dolores Cañavate, «ambos evolucionan de forma favorable de sus lesiones; estamos preocupados por su salud y confiamos que no tarden mucho en regresar a sus domicilios».

18,30
Este año se registra un promedio 18,30 accidentes con baja al día frente a los 17,26 de 2016.
Entre enero y agosto se registraron 50 graves
La misma consideración que el de Fermasa.

Cañavate explica que, nada más producirse el siniestro laboral, se realizó una primera atención sobre el terreno mientras llegaban las urgencias para estabilizar a los heridos y llevarlos hasta un centro hospitalario. «Acto seguido -añade- se informó de los hechos a la Inspección de Trabajo y nos pusimos a su disposición para facilitarle todos los datos que precisaran». Según Cañavate, con independencia de las averiguaciones que se están realizando por cauces oficiales, el propio Fermasa ha abierto una investigación para el esclarecimiento de los hechos, para comprobar si la precipitación se produjo como consecuencia de un descuido de los operarios o si fue un fallo mecánico. «Por ahora no disponemos de ningún resultado», aseguró ayer la edil María Dolores Cañavate, quien recalcó que Fermasa cumple de forma estricta con toda la normativa sobre prevención y seguridad y recalcó que, más allá de percances sin mayor trascendencia, éste del día 18 ha sido el más grave que se ha producido en Fermasa.

Preocupación

Los altos índices de siniestralidad preocupan en Granada. Las organizaciones sindicales ya advirtieron de la situación en una concentración que desarrollaron el pasado ocho de agosto ante las puertas del edificio de UGT y CCOO. Cortaron la avenida de Andalucía y guardaron cinco minutos de silencio en protesta por el fallecimiento de un trabajador tras quedar atrapado entre las piedras de un silo en la localidad de Huétor Santillán.

Según las estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el periodo comprendido entre enero y agosto se contabilizaron un total de 4.446 siniestros en el tajo, lo que arroja un promedio diario de 18,30. El año anterior, en 2016, la media fue inferior, 17,26 al día. De esos 4.446 accidentes con baja en los primeros ocho meses de este año, la inmensa mayoría, 4.319 (el 97,1%), fueron leves. El resto, cincuenta graves y cinco mortales. A todos ellos habría que sumar los 777 que se produjeron 'in itinere', en el desplazamiento entre los domicilios y los centros de trabajo.

Fotos

Vídeos