A disposición judicial dos personas por denunciar el falso el robo de un móvil de 1.500 euros

Los agentes localizaron el teléfono supuestamente sustraído en un establecimiento de Granada dedicado a la compraventa de aparatos de telefonía y electrónica

EUROPA PRESSGRANADA

La Guardia Civil de Armilla ha puesto a disposición judicial a dos personas, un hombre y una mujer de 39 y 49 años, ambos vecinos de Padul, como presuntos autores de un delito de simulación de delito y otro de estafa, después de que denunciaran que les habían hurtado en un establecimiento un teléfono de alta gama valorado en 1.500 euros.

Tras poner la denuncia ante la Guardia Civil, las supuestas víctimas reclamaron a la compañía aseguradora la reposición del teléfono o el pago del mismo, por lo que se les envió otro de las mismas características.

No obstante, los agentes localizaron el teléfono supuestamente sustraído en un establecimiento de Granada dedicado a la compraventa de aparatos de telefonía y electrónica, donde el propietario mostró un contrato de venta del dispositivo por 737 euros firmado por el denunciante.

En este mismo establecimiento consta la venta por la misma persona de un segundo teléfono de igual marca y características en 617 euros, que resultó ser el que había recibido el denunciante de la compañía aseguradora tras reclamar la indemnización por el hurto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos