Armilla adjudica las obras de la Calle San Miguel por un importe de más de 626.700 euros

Armilla adjudica las obras de la Calle San Miguel por un importe de más de 626.700 euros

La remodelación de la vía supondrá mejoras en la red de suministro de agua y electricidad

VS.ARMILLA

El Ayuntamiento de Armilla ha adjudicado las obras de la Calle San Miguel por un importe que asciende a 626.735,53 euros, trabajos que tienen un plazo de ejecución de aproximadamente tres meses.

La concejala de Urbanismo, Dolores Cañavate, se ha mostrado muy satisfecha, ya que este trámite «supone un paso más en la consecución de uno de los proyectos más ambiciosos de este equipo de gobierno, como es la remodelación integral de la Calle San Miguel», y que financia íntegramente el consistorio armillero en el marco de las Inversiones Financieramente Sostenibles (OFS).

«Esta es una intervención muy compleja con la que pretendemos intervenir en toda la calle para acondicionarla a las necesidades del vecindario y del tráfico. Unas obras complejas que comenzarán de forma inminente y cambiarán la fisonomía de la misma, ganando espacio para el peatón y mejorando del tráfico rodado», entre otros aspectos.

TRABAJOS

Cañavate señala que se evitará, en la medida de lo posible, interferir en la vida diaria del vecindario, en el tráfico y el transporte público. Se trata, en concreto, de unos trabajos que consisten en adaptarla a la puesta en funcionamiento de la Línea 1 del Metropolitano y a los nuevos flujos de tráfico rodado, las obras implican también la consecuente variación de los itinerarios de entrada y salida de la localidad. En concreto, actuaciones en las calzadas, mejoras de accesibilidad y seguridad, equipamiento o gestión de residuos. «Sabemos la importancia de la ejecución de la obra y, por esta razón, nos hemos reunido con vecinos para explicarles el proyecto y se ha tenido en cuenta sus sugerencias».

Entre las mejoras hay que destacar la instalación de nuevas canalizaciones con redes de suministro de agua, saneamiento de electricidad con el soterramiento del cableado aéreo y telecomunicaciones. Además contempla que reorganización de la iluminación actual, a base de lámparas led de bajo coste, para adaptarse a la nueva configuración viaria. También se ha previsto dotar a la calle de toda una red de canalizaciones en «vacío», para el futuro soterramiento de las instalaciones que se prevean ejecutar, evitando así obras y molestias para los usuarios.

«Sobre todo se ha cuidado especialmente al peatón, aprovechando un uso peatonal con la ampliación de las aceras se convierten así en un espacio de recreo, se instalará nuevo mobiliario urbano con la colocación de bancos, arbolado, contenedores de recogida de basura soterrados… Asimismo, con la remodelación prevista, se incrementan las plazas actuales de aparcamiento y la eliminación de barreras arquitectónicas».

TRÁFICO RODADO

En cuanto a los trabajos y, desde el punto de vista del trazado, el tramo de calle delimitado entre la Avenida Fernando de los Ríos y la Calle Mezquita, pasa a tener un sentido único lo que permite crear nuevas plazas de aparcamiento.

Por otra parte, y continuando con el tráfico, el tramo comprendido entre la Calle Mezquita y la Avenida de las Palmeras mantendrá el doble sentido de circulación. Las obras contemplan la remodelación de las aceras.

Temas

Armilla

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos